El peso republicano de Gijón

peso-republicano-1

La Nueva España (23/04/2013)

José Girón Garrote destaca la importancia de la villa en el movimiento contrario a la monarquía durante la primera Restauración

J. M. C.

Dentro del movimiento republicano durante la primera Restauración borbónica, el peso específico de Gijón fue el más importante de Asturias, convirtiéndose la villa en uno de los núcleos principales del republicanismo federal, explicó ayer José Girón Garrote, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Oviedo, quien repasó, en una conferencia organizada por el Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón -con la colaboración de la Sociedad Cultural Gijonesa- el movimiento republicano en la Asturias de los años que van desde el final de la Primera República Española, a finales de 1874, con la llegada al trono de Alfonso XII, y el advenimiento de la Segunda República, el 14 de abril de 1931, con la salida de España del rey Alfonso XIII.

También aprovechó Girón Garrote, que fue decano de la Facultad de Historia de la Universidad de Oviedo entre los años 1998 y 2004, para desmontar algunas teorías, que han salido recientemente a la luz en forma de libros, sobre los inicios políticos del gijonés Melquíades Álvarez en el campo del liberalismo. «Procedía del Partido Republicano Federal», afirmó José Girón Garrote, una formación política que durante el último tercio del siglo XIX tendría en Gijón uno de sus tres principales baluartes de toda España, «como se comprueba por el número de concejales que tuvo en el Ayuntamiento», explicó el historiador.

Luego, Melquíades Álvarez (sería asesinado en la Cárcel Modelo de Madrid en 1936, al comienzo de la Guerra Civil), se pasó al bando del republicanismo unionista, relató Girón Garrote, hasta fundar, en 1913, el Partido Reformista, en un intento de democratizar el régimen de la Restauración impulsado, principalmente, por Cánovas del Castillo, un político que, en palabras del historiador, «era un personaje muy cercano a los planteamientos fascistas, no creía en la democracia».

Tras explicar que el movimiento republicano durante la primera restauración estuvo muy fragmentado, con alianzas entre partidos endebles y formadas para los procesos electorales, una fragmentación derivada de los enfrentamientos personales entre las principales figuras del republicanismo, el catedrático de Historia Contemporánea dedicó la segunda parte de su intervención a repasar las publicaciones de tendencia republicana que se editaron en Asturias durante la primera restauración, en total, según las cuentas de José Girón, «ciento cinco periódicos», lo que demuestra, a juicio del historiador, que es falso el planteamiento de que en Asturias había entonces muy pocos republicanos.

De los 105 periódicos, 52 de ellos se editaron en Gijón. De todos ellos, la mayoría partidistas, destacó el historiador tres que tuvieron una estructura empresarial: «El Publicador», «La Voz de Avilés» y «El Noroeste», que salió a la calle en Gijón el 11 de febrero de 1897 y fue «emblemático en España». El periódico sería republicano hasta el año 1913, cuando se convirtió «en el órgano oficioso del Partido Reformista» de Melquíades Álvarez.

Deja un comentario

Archivado bajo Tradición republicana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s